Siemens – Una leyenda bursátil

Siemens es una leyenda. El blue Chip alemán por excelencia cotiza en la bolsa desde hace más de 100 años y entre los inversores de todo el mundo es conocida su continuidad y tradición en los negocios.

Es decir, la empresa no es cualquier “firmita” que aparece hoy y mañana deja de existir: El coloso tecnológico teutón inclusive sobrevivió a dos guerras mundiales y es uno de los valores preferidos por millones de alemanes para “adornar” su cartera de inversiones.

siemens-logo

¿Que sucede actualmente con la empresa?

Siemens pudo superar de forma ilesa el año operativo 2014-2015 (hasta el 30 de septiembre). La facturación retrocedió un 3% hasta los 84.000 millones de euros y las ganancias, las cuales fueron de 2.590 millones de euros, fueron menores a las esperadas por los expertos.

siemenes-mobileEl capo de Siemens, Heinrich von Pierer, acaba de anunciar que “El año 2016 será todo un desafió”. Para los más despiertos analistas e inversores eso  suena a “malaria encubierta”. Casi todo el mundo creía que lo peor ya había pasado de allí que las perspectivas presentadas decepcionaran al mercado.

Las dificultades en telefonía fija y en el segmento de handys pudieron compensarse con los buenos números obtenidos en las áreas de producción de energía y técnica medicinal. Pero mientras la debilidad coyuntural no se termina, los problemas se originan en otras áreas de negocios lo que a su vez anula el éxito logrado con algunas reestructuraciones.

Unos esfuerzos que se rentabilizarán

Los managers de Siemens no se cansan de hacer esfuerzos para llegar “algún día” a lograr la rentabilidad en los negocios que obtiene su competidor americano, General Electric. Hasta el presente, infructuosamente. No obstante “tal fracaso”, los managers de Siemens largan una nueva ofensiva. Se llama “Operación 2016” y está en plena marcha.

Algunos observadores saben que, no obstante las buenas intenciones y el optimismo arrollador que muestran los jefes de Siemens, en círculos internos y en los más elevados puestos de la empresa, y debido a la mala situación económica en general, se duda de poder lograr tales metas.

Siemens_SmartGridCity

Al anuncio de dejar patitas en la calle a unos 35.000 trabajadores de la firma, prontamente le siguieron los hechos. Casi la mitad de tal cifra de trabajadores se dedica en la actualidad a la lectura, los paseos y el descanso. Con tal medida Siemens responde a la baja demanda de sus productos y reduce considerablemente sus costos.

Sobre todo en el sector de telefonía fija y móvil. Allí es donde la empresa teutona no ve un futuro muy rosado para el 2016. La firma siempre a tenido problemas en lograr que cada una de sus áreas de negocios funcione exitosamente y varias de ellas no se mueven al ritmo deseado por los capos del conglomerado.

Ello podría nuevamente hacer peligrar los objetivos fijados.Para el inversor a largo plazo: Aquel ahorrista que posee los papeles de Siemens en su cartera, en los últimos 10 años a logrado unas ganancias del 100 %. No es que nosotros seamos pro-americanos, pero los números “cantan”. Con los papeles de General Electric, en el mismo lapso de tiempo se hubiera logrado un 500 % de ganancias.

No obstante crisis y pestes.Para el inversor especulativo: Los títulos cotizan actualmente a 47 euros. Pegue el manotazo y coloque un Stop en los 39 euros clavados.

Un pensamiento sobre “Siemens – Una leyenda bursátil

  1. TereSanc

    Yo no se que sucederá, lo único que puedo más o menos vaticinar es que si no se ponen las pilas ya, las marcas más punteras irán comiéndoles más y más terreno. Saludos xicosss!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *